Entradas etiquetadas como “consciencia

Consciencia

Hasta que vi esa pequeña luz, titilante y tenue, lejos, no me di cuenta. Ver de pronto fue emocionante. Emocionante. Tras la emoción, la luz, aunque débil, iluminó el camino; cuando miré y lo vi me entró el pánico. No obstante cómo podía, a pesar del miedo, no ir hacia ella, no avanzar, quedarme siempre con el anhelo de saber, a pesar de ese camino, largo, difícil, incierto, con el anhelo a pesar del miedo. A pesar de las voces, tantas voces, a veces la mía incluso, que sangraban ya mis oídos de tanto escuchar que no fuera hacia la luz, no, no, huye de la luz, del final del túnel, incluso la mía. Que me los habría arrancado, los oídos. Cómo podía no. Quien no ve una luz no se da cuenta de que apenas ve, porque está en penumbra. No se da cuenta. Yo tampoco me di cuenta. Hasta que vi. La luz da consciencia de la luz. Y de la oscuridad. Cómo podía no.

Anuncios

Ser contigo

          

Creas mi cuerpo al tocar.

Me acaricias y no siento tus manos:

revelas bajo ellas la mía,

¡la mía!, suave al tacto, con cinco dedos.

Ascendentemente  se deslizan-tus manos- y

me descubres mis brazos, mis hombros, y mi

clavícula y

marcas -ascendentemente-

una hendidura justo bajo el cuello:

así dicen tus yemas.

Y un rostro, sí, también un rostro se forma

bajo tus manos,

-¡dios!,¡cuántas cosas!-

y unos ojos

cerrados

abiertos-¡te ven!-,

cerrados

abiertos-¡sí, te ven!,

para siempre te ven,

abiertos o cerrados te ven

y abiertos aprovechas y los pintas de

verde.

Descendentemente te deslizas, y me sorprendo por la formaque me

das, por cómo me haces y

sí, descendentemente me creas caderas, y un vientre,

y sexo, y pies, y dos piernas:

mi cuerpo entero.

Me sorprendo al descubrirme

consciente bajo tus manos

de mí

de mi cuerpo por tus manos

prodigiosas: lo hacen tan

bonito…

por tus manos bonito,

por tus manos necesario,

por tus manos imprescindible

por tus manos precioso

por tus manos sagrado

por tus manos

todo.

Sin ellas…

sin ellas tengo

cosas

cosas que hacen cosas,

que se mueven, que están, -no se sabe por

qué, hacia

dónde.-

cosas que están,

sin forma precisa.

Que están

sin darse cuenta,

sin ti inconscientes, como

inconsciente respiro.

Contigo

contigo no  tengo

contigo   s  o  y

conscientemente, reveladoramente, vivamente, completamente

s o y

c o n t i g o .